¡Viajar con perros y gatos en avión!

Cada vez son más usuales las ofertas de vuelos con mascotas, por lo que la mayoría de compañías aéreas ofrecen esta opción, previo pago de una cuantía que varía según el tamaño de tu mascota. En consecuencia, al contrario de lo que puedas pensar, viajar con perros en avión está cada vez más normalizado y te garantizan el bienestar de tu perro o gato durante todo el trayecto. ¿Quiéres saber todo al respecto? Sigue leyendo.

Normativa IATA para viajar con mascotas en avión

Aunque existe una normativa general de la IATA (Air Transport Association) en relación al transporte general de mascotas. Son las compañías aéreas las que establecen sus criterios y normativas para viajar con mascotas, ya sean perros o gatos, tanto en la cabina de los aviones como en sus bodegas. En ambos casos, os debéis asegurar que contáis con la pegatina de IATA “Animales vivos / Live animals” y otra adicional indicando la dirección en la que deben colocar el transportín en la bodega: “Hacia arriba / This side up”.

La localización del animal, ya sea en bodega o en cabina, se establecerá en función del peso.Lo normal es que si vuestra mascota es muy pesada (más de 10 kilos, algunas compañías desde 6 kilos), deberá ir en la bodega. Para calcular el peso, ten en cuenta que en el peso total entra también el tamaño del transportín. Por esta razón os recomendamos un transportín muy ligero.



Si tienes un perro muy grande deberá viajar casi con total seguridad en bodega. Todas las compañías te garantizan el bienestar de tu mascota durante todo el trayecto. Aunque como venimos diciendo, cada compañía tiene un tipo de normativa en cuanto a peso y la posibilidad de viajar con vosotros en cabina cambia.

Viajar perros en avion
Viajar gatos en avion

¿Cómo debe ser el transportín?

Se recomienda que el transportín para aviones sea de un material rígido. Bien madera, metal o plástico rígido. En cuanto al tamaño, dependerá del tamaño del perro o gato.

En este sentido, se recomienda que de largo debe medir el tamaño de la mascota desde su cola extendida hasta su nariz, más la distancia que hay desde el suelo hasta sus rodillas. El alto debe ser un poco más de la altura del animal cuando se encuentre de pie. Y de ancho, tres veces el ancho de tu mascota. Estas medidas son así porque el perro debe poder girarse, sentarse y ponerse de pie dentro del habitáculo.


Recomendaciones:

* Si vas a viajar con perros en avión, deberás quitar las ruedas de tu transportín o inmovilizarlas, en el caso de que las hubiera.

* Debes cerciorarte que la jaula o transportín cuenta con la suficiente ventilación para que tu mascota pueda respirar con total comodidad. El habitáculo debe tener un 16% de su total abierto a la entrada de aire, y será tu misión comprobar que no pueden sacar las patas a través de estos respiraderos.

* El interior debe ser cómodo y no contar con elementos que puedan ser peligrosos para tu mascota.

* La base debe ser impermeable, o lo suficientemente aislable para que no se moje nuestro perro si se produce un derrame de líquidos.

* Por último, contar con recipientes para comida y agua colocados dentro del transportín.


¿Cuánto costará el precio del billete?

Cómo ya te imaginarás, el precio del billete para viajar con tu perro en avión variará en función del peso y en función de la compañía. Debes tener en cuenta que si tu perro es grande puede incluso duplicar o triplicar el precio del billete de una persona. Nosotros desde HotelesMascotas.com recomendamos ver las distintas ofertas de vuelos que hay hacia nuestro destino de vacaciones y después decidir cuál compañía es la mejor para llevar a cabo nuestro viaje en avión.

Cierto es que si cuentas con un animal de compañía pequeño, que no supere los 6 o 7 kilos, tendrás muchas más facilidades para viajar y os saldrá un billete a un precio bastante más económico.

Precio del billete

Consejos sobre cómo viajar con tu perro en avión

1. Antes de comprar cualquier billete de avión, asegúrate cuáles son las políticas de esa aerolínea en materia de transporte de mascotas y animales de compañía. En este paso, deberás decidir si viajar con otra compañía aunque el precio sea algo mayor. Ya que normalmente las líneas Low cost no permiten el transporte de animales.

2. Para la comodidad de tu mascota, siempre será mejor que pueda ir con vosotros en cabina. Intenta siempre que esto sea así. Por ello, os aconsejamos retrasar al máximo la entrada al avión. Cuanto menos tiempo tenga que estar dentro de la cabina, mejor.

3. En cambio, si os veis obligados a que vuestro perro viaje en la bodega del avión, deberéis hacer lo contrario. Intentad que vuestra mascota llegue a la bodega antes y así seleccionarán para él un lugar privilegiado. Con poca luz y tranquilo.

4. Recuerda que debe tener las dos pegatinas identificativas que os indicamos al inicio de este artículo.

5. Tener todas las revisiones veterinarias y todas las documentaciones en regla. Puedes ver nuestro artículo sobre los documentos necesarios haciendo click aquí.

6. Antes del viaje deberás haber acostumbrado a tu mascota a largos viajes dentro de su transportín. Así estará mucho más tranquilo y no lo pasará mal durante el trayecto.

7. No des mucha comida a tu perro antes de viajar en avión. Una vez dentro del avión, no podrás sacarlo de su transportín por lo que recomendamos que haga sus necesidades antes de subir al avión.

8. Para pasar el control de seguridad deberás sacarlo del transportín. Se recomienda llevarlo atado y con un bozal para evitar posibles problemas con la seguridad del aeropuerto.

9. Contar con todos los accesorios para que tu mascota vaya lo más cómoda posible. Hay desde mantas, almohadas, arneses y otro tipo de accesorios que os pueden ser de mucha utilidad.