¿CÓMO VIAJAR EN TREN O AVIÓN CON TU PERRO?

El momento de viajar con tu perro puede suponer un problema, especialmente si no vas a coger el coche para llegar a tu destino. Pero desde Mascoboutique queremos tranquilizarte y darte algunos consejos para facilitarte el proceso. Es posible viajar con tu peludo siempre que lo hagas con planificación.

Con tiempo, podrás poner remedio a los inconvenientes que aparezca y hacerte con algunos accesorios imprescindibles que facilitarán tu viaje.

Ficha esta lista de primeros pasos a tomar cuando decides fechas y destino de tus vacaciones:

  • Consulta si la compañía con la que te mueves admite viajeros perrunos y cuál es la tarifa extra.
  • Comprueba:
    • Peso máximo, para viajar en cabina o bodega.
    • Dimensiones del transportín.
  • Regulación o normativa del destino (en caso de que sea otro país)
  • Vacunación necesaria

Desgraciadamente, no hay una normativa estandarizada sobre los requisitos para viajar con tu perro (¡Ni si quiera en un mismo tipo de transporte!). Aunque lo cierto, es que muchas compañías aéreas sí comparten algunas normas que te dejamos a continuación:

  • Para viajar en cabina, tu perro no debe superar los 6-8kg (junto al transportín)
  • Si pesa más de 10kg (y normalmente hasta 45kg) junto al transportín, deberán viajar en bodega.
  • El transportín o bolso debe tener ventilación y estar completamente cerrado. Si va en bodega, debe también ser rígido, además de permitir una postura cómoda de tu perro de pie y tumbado.
  • Para las medidas: Air Europa permite bolsos de 55 x 35 x 25 cm, pero Iberia lo limita a 45 x 35 x 25 cm. Son solo dos ejemplos, pero como ves hay ligeras pero importantes diferencias, por lo que deberás consultar la aerolínea con la que viajas.

Si viajas en tren la cosa se simplifica. En este caso las medidas son siempre las mismas (Máx. 60 x 35 x 35 cm), y el bolso debe estar cerrado y bien ventilado. Eso sí, solo podrás viajar con tu perro si pesa menos de 10 kg y siempre comprando un asiento extra (que no podrá utilizar). Si tienes dos perros, necesitarás que dos adultos vayan como pasajeros.


UN TRANSPORTÍN CÓMODO ES POSIBLE

La creencia habitual es que el bolso o transportín homologado que use debe ser rígido y de un material específico (normalmente plástico). Pero lo cierto es que, si va a viajar en la cabina del avión o lo hará en tren, el único requisito fijo es que se pueda cerrar por completo y que permanezca bien ventilado.

Como ves, el verdadero “problema” está normalmente en las medidas del bolso para perro. Para ello, debes encontrar uno que se acomode lo máximo posible a varias aerolíneas, pero también que te resulte útil a ti y no se convierta en un bulto difícil de cargar.

En Mascoboutique tenemos bolsos cerrados (e incluso mochilas) que se adaptan a estas medidas y que harán su viaje y el tuyo mucho más cómodo.

La marca Muffin & Berry es una alternativa perfecta a los transportines convencionales. Sus bolsos cumplen las medidas, tienen doble abertura y rejilla de ventilación, dos asas para que lo lleves colgado o de la mano y cojín extraíble para facilitar su lavado.

Además, tienen un refuerzo extra en la base para aguantar mejor el peso. Son 100% artesanales y sus acabados son espectaculares: lisos en el exterior y con preciosos estampados en el interior.

Si lo tuyo no son los bolsos, te ofrecemos la alternativa de las mochilas para perro. Se pueden llevar cruzadas por delante, lo que te permite dejar las manos libres para cargar más equipaje.

En todos ellos, tu perro podrá sacar la cabecita para ir curioseando el mundo a su alrededor gracias a sus ventanas. No te preocupes por si se escapa, puedes agarrar el cinturón de seguridad que incluye a su collar o arnés. Solo ocúpate de cerrarlo al entrar en el transporte correspondiente.

Además, son tan cómodos que recurrirás a ellos si necesitas usarlos en tu ciudad, después de un paseo largo, o si tu destino te invita a uno o varios días de turismo.

Sierra de Cazorla

ALGUNOS CONSEJOS PARA ACOSTUMBRARLO AL BOLSO

Si tu perro no ha viajado nunca, te damos algunos consejos para ayudarle a acostumbrarle a su transportín:

  • Conviértela en un juego: tiene que asociar este momento como una oportunidad de divertirse y pasar tiempo contigo. Para ello te recomendamos que uses snacks (mejor si son saludables) o incluso juguetes, y, sobre todo, que el tono de voz sea tranquilo. Es muy importante que te mantengas en calma y no eleves la voz.
  • Respeta su ritmo: ve introduciéndole dentro muy poco a poco, primero con las puertas abiertas y luego cerrándolas en períodos de tiempo que debes ir aumentando. Ayúdale dejando mordedores naturales en el interior. No le presiones, si ves que le cuesta entrar o mantenerse dentro del bolso, dale tiempo.
  • Haz varias sesiones breves al día, máximo de 5 minutos cada una. Lo ideal es ir habituándole poco a poco, sin cansarle.
  • No recurras al bolso como castigo. Esto es MUY importante. Debe ser su lugar seguro, nunca un espacio hostil en el que se sienta encerrado. Tampoco lo utilices como solución para evitar destrozos si tu perro sufre ansiedad por separación. Lo concebirá como algo negativo y le causará rechazo la simple idea de acercarse.
  • No fuerces NUNCA a entrar a tu perro.

Lo ideal es acostumbrarlo dese pequeños, pero si tu perro ya es adulto, no desistas y mantén la paciencia. Es la clave para conseguirlo.

Esperamos que estos consejos te ayuden a escoger un transportín o bolso para perros adecuado a vuestras necesidades y al viaje que tienes en mente. Si tenéis alguna duda, estaremos encantados de resolverla en cualquiera de nuestros canales.

Bolso para perros